• text
  • pictures
  • Sara Ramo
Madrid, Spain
Los Ayudantes
09 Jun 2016 - 28 Jul 2016
Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Sara Ramo

‘Matriz y la Perversión de la Forma (Variación I) (Casca II)’, 2016
Yeso y pigmento
2 piezas
80x25x40 / 35x80x40

Los Ayudantes

2016. Travesía Cuatro. Madrid. España.

Sara Ramo

‘Matriz y la Perversión de la Forma (Variación I) (Casca I)’, 2016
Yeso y pigmento
5 piezas
95x40x15cm / 110x45x50cm / 90x50x40cm / 40x53x20cm / 60x37x35cm

Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Sara Ramo

‘Matriz y la Perversión de la Forma (Variación I) (Casca III)’, 2016
Yeso y pigmento
3 piezas
70x35x40cm / 90x65x50cm / 50x75x20cm

Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Los Ayudantes

2016. Travesía Cuatro. Madrid. España.

Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Los ayudantes

2015. Video, audio HD 5.1., color 19′ 26”.

Los ayudantes

2015. Video, audio HD 5.1., color 19′ 26”.

Matriz y la Perversión de la Forma (Variación I) (Casca V)

2016.
Yeso y pigmento.
2 piezas.
40x58x40cm / 40x30x30cm

Sara Ramo

Los Ayudantes, 2016
Travesía Cuatro

Los Ayudantes

2016. Travesía Cuatro. Madrid. España.

Travesía Cuatro presenta su primera exposición individual de la artista Sara Ramo titulada LOS AYUDANTES, integrada por dos trabajos: un video, que da nombre a la exposición y un grupo de esculturas llamado Matriz y la perversión de la Forma (Variación I).

En el video, doce criaturas enmascaradas deambulan por un paisaje nocturno, tocando sus instrumentos musicales. Inmersos en la penumbra, se tornan visibles solo a la luz trémula de las hogueras, apareciendo y desapareciendo bajo una atmosfera mágica y misteriosa.

En la serie de esculturas Matriz y Perversión de la Forma I, presentada en São Paulo, Galería Fortes Vilaça, en 2015, Sara Ramo utilizó las máscaras confeccionadas para la realización del video, sacando sus moldes. Ocurrió que durante el proceso, las máscaras fueron destruidas y en lugar de usar sus moldes como estructuras, las mismas envolturas se transformaron en esculturas.
En palabras de la artista, “estas nuevas esculturas Matriz y la Perversión de la Forma (Variación I), añaden una complejidad al proceso anterior y a la idea de matriz, una vez que a partir de la voluntad de crear nuevas formas, dependo de la repetición y la copia manual y por tanto imperfecta, de las máscaras anteriores. La matriz en este trabajo es en verdad lo que hay de vacío. Es decir que, el lugar de donde surge la forma, el molde que aparentemente tendría que ser lo que protege y por lo tanto, lo que es sólido, es roto y desecho para dar vida a una otra forma, pues ella misma, aunque núcleo, es espacio hueco envuelto en cartón y en papel. Lo producido aquí, relaciona el origen y los restos, siendo que lo concreto, es decir, la piedra que subsiste, es justamente lo que está alrededor, lo que se incorpora como envoltura, como cáscara, como musgo que se adhiere, como plaga”.

A través de un procedimiento de repetición de la exposición y reproducción de las máscaras que aparecen en las imágenes del video, la artista genera una fisura en la idea de origen y reproducibilidad de la forma, una vez que la disloca hacia otro punto de la cadena (el video).

El molde hecho a partir de la destrucción de la pieza a reproducir, es un procedimiento escultórico tradicional, pero aquí no tiene como objetivo la reproducción de ninguna forma. El molde, él mismo, es concebido como la forma ultima e única que rompe con la cadencia que conecta la pieza y su reproducción técnica, instaurando la necesidad de que la concepción de origen sea re-hecha a cada vez.

Lo que finalmente nos informa la artista es el carácter fabuloso, mítico y constructivo sub-yaciente a la idea de origen que, cada vez que se presenta, debe ser revisada e incluso re-inventada. No es una casualidad que su video, Os Ajudantes, acaba al amanecer, cuando la vegetación invade la pantalla y escuchamos los sonidos de los animales. Pero, antes del fin, en un destello, una última figura aparece y vuelve a desaparecer como si la vida, esa incesante hacedora de formas, la tragase de vuelta al origen, y hiciera de la muerte la matriz de un nuevo ciclo.