• text
  • pictures
  • Jose Dávila
Madrid, Spain
Actos tectónicos de duda y deseo
27 Feb 2015 - 30 Apr 2015
Vista parcial de la exposición

2015

Joint Effort

2015.
Espejo, piedra y cinchos de carga.
243 x 130 x3 9 cm

Vista parcial de la exposición

2015

Vista parcial de la exposición

2015

TravesiCuatro_ActosTectonicos8
Vista parcial de la exposición

2015

Vista parcial de la exposición

2015

Vista parcial de la exposición

2015

Bison and Other Animals

2015

Carelessly Drawn Horse

2015

Joint Effort

2015.
Glass, boulder and ratchet straps.
190 x 138 x 25 cm

The Origins of Drawing IV

2014

The Origins of Drawing III

2014

Travesía Cuatro presenta ACTOS TECTÓNICOS DE DUDA Y DESEO; muestra individual de Jose Dávila que reúne una serie de esculturas recientes pensadas específicamente para el espacio de la galería; además de aprovechar la ocasión con el fin de conmemorar los diez años de representación del artista mexicano.

Las piezas que conforman esta exposición remiten a las nociones de equilibrio y balance, las cuales son generadas en el momento de abandono en el que dos fuerzas que permanecían en conflicto, finalmente ceden. Este instante de aparente neutralidad es también la presencia simultánea de todas las posibilidades. El artista pretende extender esta condición de indeterminación aprovechando el conocimiento técnico, que en su uso común busca maximizar la eficacia de los materiales, Dávila en cambio, los convierte en entidades inútiles. Las herramientas estructurales son empleadas con fines meramente poéticos.

La lucha interminable de lo arquitectónico en contra de los efectos de la gravedad es sintetizada a través del uso de materiales industriales, destinados para la construcción, para crear estos sistemas de fragilidad, que carecen de profundidad y han quedado recluidos a su extensión superficial; amenazados por la fractura y la interrupción de las relaciones de fuerza y las estructuras de tensión que los constituyen y les otorgan autonomía.

Estas obras obligan a reconsiderar el significado de lo escultórico. Desafían la frontera que separa al contenido del contenedor, para efectuar una expansión espacial que modifica por completo la experiencia arquitectónica. Rosalind Krauss denomina lo anterior como el fenómeno propio de las estructuras axiomáticas, constituidas por la fusión de la arquitectura con la no-arquitectura. Lo anterior implica la introducción de formas ajenas que rechazan toda incorporación funcional, problematizando las obviedades del campo donde se ubican, para así reclamar una presencia propia.

Las especificidades de los materiales llevan a cabo un desdoblamiento del espacio por medio de una serie de transparencias y reflejos. El carácter pictórico de los cinchos contrastando con las placas despliega un conjunto de líneas referenciales que ayudan a visualizar la delicada comunicación entre las superficies y sus correspondientes puntos de apoyo.

Dávila propone una exégesis de la tradición minimalista y de la historia del arte en general, recurriendo a una especie de lenguaje críptico reservado a la naturaleza de los objetos, que desafía la comprensión y las categorías de la mirada subjetiva. Las esculturas permanecen como gestos intermedios, entre la destrucción inminente y la permanencia.