• text
  • pictures
Guadalajara, Mexico
BIENES RAÍCES
12 Sep 2019 - 08 Dec 2019
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.
Bienes Raíces. 12, Sept - 15 Nov.
Vista de Instalación.

BIENES RAÍCES es una exposición conformada por un grupo de ambientes secuenciados, cada habitación de la galería funciona como un sistema dramático autónomo. El drama que concierne a las obras incluidas apunta hacia la narración de procesos que han terminado, que están sucediendo y que han quedado pendientes. La fosilización de un objeto obsoleto; observar el pasto crecer; la presencia de un huésped indeseable, la invocación de los dioses cotidianos.

El espacio expositivo está poblado por desechos, subproductos y efectos colaterales generados por la relación entre deseo y propiedad privada. Esta relación (tanto en lo romántico como en lo práctico) requiere de intencionalidad para poder traducirse en acciones concretas. El eje narrativo de la muestra comprende la materialización de las intenciones en una diversidad de objetos, materiales readaptados y actitudes que influyen en la manera en que la realidad se vuelve comprensible y útil. ¿Cuál es el trasfondo de la realidad plastificada?

La exposición por lo tanto se podría considerar como una catalogación de intenciones altamente autoconscientes, como si su interior se hubiera desdoblado hacia fuera. Es en las intenciones donde podemos comenzar a comprender y vislumbrar la gravedad del asunto. Cuando el mundo enseña sus dientes blancos y afilados. Cuando el espacio se convierte en una dimensión prismática y no es posible entender en qué lugar se está. En un lobby, en un departamento subarrendado, en un pasillo, en un loft, en una sala de espera. También comienza a ser confusa la propia identidad. Soy un cliente, un espectador, un agente, un propietario, un visitante o un actor. Constantemente hacemos referencias al destino, pero quizás el destino no necesita de nosotros. Tal vez la humanidad es solamente una etapa más en la totalidad del poema épico geológico.

Transitar en el espacio, entrar a una casa, pasar a lado de un edificio, tomar asiento en una banca de concreto; estas acciones implican un contacto directo con los fantasmas de intenciones pasadas, que en su momento lograron materializarse y algunas de ellas han permanecido en pie. Esta historia es corporalizada al tocar el pomo de una puerta, presionar un botón, sostener un pasamanos. El sujeto va dejando un recorrido en negativo por aquello que ha usado mientras absorbe las partículas fantasmales del deseo pasado. Estos objetos responden al cuerpo de una manera útil, aunque también se resisten a adoptar formatos actualizados de ergonomía. Rebotando la forma hasta el infinito, desde el cuerpo humano hacia los objetos. Este movimiento en vaivén eventualmente produce familiaridad entre las cosas.

Los artistas incluidos en la exposición utilizan diferentes métodos para producir familiaridad a corto plazo, pero manteniendo su potencia. El pasado residencial de la casa donde está localizada la galería sirve como materia en crudo para conducir una transformación alquímica: reanimando eventos remotos e incorporando gestos recientes. Esta convivencia de temporalidades se aproxima a una densidad de posibilidades rechazadas; pero simultáneamente muestra alternativas de lo que significa habitar.